Notas del 16 de octubre de 2016

"Recluidos al no entender español, 30% de presos en Oaxaca". México.- En las prisiones de Oaxaca, hay un promedio de 4 mil 500 personas privadas de su libertad. De éstas el 30 por ciento en su mayoría hablante de alguna lengua originaria. Actualmente, la Procuraduría para la Defensa del Indígena en Oaxaca, sólo cuenta 180 defensores de oficio y públicos. Sólo 22 hablan alguna lengua autóctona. El Tribunal Superior de Justicia también dispone de intérpretes hablantes de lengua materna, 19 son externos y 45 internos. Mientras que en el estado hay 16 lenguas maternas y tan sólo el zapoteco tiene 73 variantes lingüísticas. Bertha Ruth Arreola Ruiz, Procuradora para la Defensa del Indígena en Oaxaca: "La crisis que tenemos y que es real pues sí sería en materia de sueldos, en materia de carencias que hay, porque aunque la ley ya prevé que pudiéramos tener un cuerpo de peritos, que pudiéramos tener traductores e intérpretes; pues desgraciadamente no se ha hecho una realidad." En muchos casos la violación a los derechos humanos de los indígenas, van desde el momento de su detención hasta la falta del debido proceso que les garantice la intervención de un defensor traductor en su lengua materna durante el juicio. Jorge Toledo, delegado de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas en Oaxaca: "Fundamental; nos hemos topado con casos en donde verdaderamente esa sea la diferencia entre estar en la cárcel y salir libre." Esta situación impide que el inculpado pueda establecer una defensa real, ya ni siquiera llega a conocer el delito por el que se le juzga. (Diario Oaxaca, Televisa)

"La cocina tradicional ya tiene su feria del libro". México.- Cuando en 2010 la comida mexicana fue considerada por la Unesco Patrimonio Cultural Inmaterial, se presentaron un sinfín de retos porque no solo se trataba de obtener un reconocimiento, sino de saber qué vendría después, cómo lograr su divulgación y, sobre todo, acciones concretas para su salvaguarda. De ahí surgió el interés por impulsar la primera edición de la Feria del Libro de Cocina Tradicional (Flico) en el Museo Nacional de Culturas Populares (MNCP), en la que están representadas 20 editoriales con más de tres mil títulos. Este encuentro forma parte de la política de fomento a la Gastronomía Nacional, que impulsa el gobierno federal, a decir de Alejandra Frausto, directora general de Culturas Populares del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes. "Son de las publicaciones que más tienen aceptación en la gente. Nos dimos a la tarea de reunir a las editoriales que tienen publicaciones de gastronomía y de cocina tradicional mexicana, donde está toda la colección de Culturas Populares, pero también otras que son ya un referente en nuestro país para entender la preservación y la investigación de los ingredientes". La cocina tradicional ha sido parte del trabajo de Culturas Populares desde hace 30 años; ha sido uno de los esfuerzos más arraigados en la institución, a través de programas de apoyo a cocineras tradicionales, como un proyecto que comenzó en Michoacán, en la feria que se hace en Uruapan en Semana Santa, si bien los esfuerzos han tenido relevancia en los últimos años, tanto en el ámbito nacional como en el internacional. Entre las actividades de la feria resalta la creación de la Biblioteca Mexicana de Cocina Tradicional, como un repositorio documental "donde la gente sepa que va a poder encontrar recetarios e investigaciones, incluso documentos que hemos rescatado de los proyectos Pacmyc, los cuales no necesariamente se publicaron en forma de libro. "La investigación que se hace por parte de los especialistas, de las cocineras tradicionales, de las propias comunidades al preservar sus tierras para seguir dando los ingredientes que se requieren para sus recetas, nos dará pie a darle espacio, por ejemplo, a productores de distintos estados de la República, porque aquí hay productos que muestran lo que es la tierra de México: diversa, compleja y riquísima", destacó Frausto. (Milenio)

"Banda filarmónica Calmécac ofrece concierto en la Sierra Norte". Oaxaca, México.- Con el fin de que las y los mixes conozcan el trabajo del Instituto Intercultural Calmécac, el pasado domingo la banda filarmónica de esta institución ofreció un concierto en esta comunidad mixe, ubicada en la Sierra Norte de Oaxaca, el cual se realizó con el apoyo del diputado por el Distrito XX Mixe-Choápam. En el marco de la festividad de la Coronación de la Virgen de Guadalupe que se lleva a cabo del 11 al 14 de octubre y ante las autoridades municipales y agrarias de San Pedro Ocotepec y Santa Cruz Ocotal, el diputado local, maestros y público en general, las niñas, niños y jóvenes que conforman la banda, mostraron su talento musical y de cómo han rescatado y preservado la música tradicional. (e-consulta; Ciudadania Express; NSS; ADN)

"Certificarán a médicos tradicionales". Quintana Roo, México.- A través de gestiones realizadas por consejeros de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), la Secretaría de Salud estaría certificando en breve a médicos tradicionales de toda la geografía estatal. Con esto se busca dar certeza y legalidad a los conocimientos médicos adquiridos a través de la herencia del pueblo maya. Así lo dieron a conocer los consejeros Margarito Camaal y Beatriz Ribón, quienes señalaron que este resultado fue gracias a las gestiones hechas durante un encuentro nacional sostenido en la Ciudad de México. Los entrevistados explicaron que en esta reunión entre consejeros de la CDI y representantes de la Secretaría de Salud se acordó que los enlaces comunitarios realizarán acciones en coordinación con las autoridades de salud para actualizar el padrón de los médicos tradicionales de los municipios de la Zona Maya. Explicaron la importancia de certificar a quienes dedican su tiempo a la medicina naturista, ya que los practicantes de la medicina tradicional en algún momento, mediante una certificación acordada con la Secretaría de Salud, podrían recibir un apoyo económico por prestar un servicio en comunidades indígenas donde no exista Centro de Salud. Con estas acciones se prevé que los beneficiarios sean médicos, curanderos y parteras tradicionales, proyecto que los consejeros indígenas consideran como de mucho éxito y gran ayuda, no sólo para quienes practican la medicina naturista, sino para quienes son atendidos por ellos, pues las autoridades de salud certificarían sus conocimientos y habilidades. (Diario de Quintana Roo)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *