Notas del 29 de julio de 2013

«Resaltan trabajo de Academia de las Lenguas Indígenas de Baja California». México.- La diversidad de lenguas que hay en el estado como parte del patrimonio cultural común integrado al resto de lenguas que se hablan en México, originó la creación de la Academia de las Lenguas Indígenas de Baja California. Con antecedente de 10 años, un grupo de maestros de educación indígena y miembros de la sociedad de origen Ñuu savi (mixteco) con residencia en Tijuana, se preocuparon por la preservación y desarrollo de las lenguas originarias del estado. En ese entonces, se conformó la representación de la Academia de la Lengua Mixteca de Baja California, grupo étnico de los más numerosos y representativos provenientes del sur del país y asentados en territorios de la zona noroeste. A Baja California se han desplazado algunos grupos étnicos como los mixtecos, zapotecos y triquis de Oaxaca, así como mixtecos de Guerrero, a los campos agrícolas de San Quintín y Maneadero en Ensenada; Valle de Mexicali y en Tijuana. A esta entidad pertenecen cinco grupos indígenas, todos en riesgo de extinción según la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) y el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI). (Rotativo; Uniradio; NTR)

«Reconocen fragilidad de lengua Tlahuica en el Edomex». Estado de México, México.- Los hablantes del Tlahuica uno de los grupos indígenas originarios del estado de México son los que se encuentran actualmente en un riesgo grave de desaparecer, debido principalmente a la incorporación de sus núcleos familiares a la zonas urbanas y la pérdida de la identidad en las nuevas generaciones así lo reconoció la secretaria de Desarrollo Social Elizabeth Vilchis Pérez. Ante ello destacó que el gobierno del estado implementa una estrategia con programas específicos  de atención a todos los grupos indígenas en suelo mexiquense, haciendo énfasis en fortalecer el desarrollo de las etnias originarias del estado como lo son la: Otomí, Mazahua, Náhuatl, Matlazinca y Tlahuica. (Portal)

«Wixárikas piden respeto por sitios sagrados». Jalisco, México.- En México hay cinco sitios ceremoniales de la comunidad indígena wixárika, dos de ellos en Jalisco, uno en la Zona Norte de la entidad, enclavado en el municipio de Mezquitic, que concentra a la mayor cantidad de wixaritaris en Jalisco, y el otro en la isla de los Alacranes, perteneciente a Chapala. Este segundo espacio muestra el abandono de las autoridades que han permitido incluso actos vandálicos en el centro ceremonial, al que los wixaritaris acuden a finales de año a llevar ofrendas que terminan siendo robadas ante la falta de seguridad en el sitio que es visitado por cientos de turistas, que a bordo de lanchas llegan a la isla en la que el mayor atractivo son los restaurantes, y donde pocos conocen el significado del pueblo indígena de visitar ese espacio. (Occidental)

«Previenen usos y costumbres a indígenas de contraer hepatitis». Chiapas, México.- Los usos y costumbres de las etnias chiapanecas han mantenido a esos grupos sociales al margen del contagio de hepatitis, cuya incidencia es virtualmente nula entre ellos, afirmó Eliseo Córdova Ochoa, jefe de la Jurisdicción Sanitaria II. En entrevista, el funcionario indicó que esta enfermedad no representa problema en la zona de los Altos de Chiapas, sobre todo si se compara con padecimientos infecciosos. En el marco del Día Mundial de la Hepatitis, que se conmemora mañana, el funcionario dijo que la actividad de esa instancia es principalmente preventiva en los centros urbanos. (Jornada; Rotativo; Criterio; Diario Oaxaca)

«Amuzgas de Guerrero, expertas en el telar de cintura». Guerrero, México.- Indígenas amuzgas del municipio de Xochistlahuaca de la zona de La Montaña-Costa Chica, con su arte de telar de cintura, poco apreciado en el mercado local, aspiran ingresar al mercado nacional e internacional, para que la magia del color que ellos imprimen en cada prenda, alcance un precio decoroso. Hermosos vestidos, blusas, típicas de la región, se han convertido en un arte, hecho por manos mágicas de indígenas, a través de ello esperan alcanzar una vida mejor, si tan solo tuvieran una oportunidad de ubicar sus prendas en el mercado nacional e internacional. La región amuzga en Guerrero se localiza entre la Montaña y la Costa Chica, cerca del Océano Pacífico, en las partes bajas de la Sierra Madre del Sur, a una altitud entre los 500 y mil metros sobre el nivel del mar, comprende cuatro municipios, entre ellos, Xochistlahuaca. (Rotativo; Tabasco Hoy; Radio Fórmula)

«Implementan curso de periodismo a jóvenes indígenas». Quintana Roo, México.- Con la participación de jóvenes de comunidades indígenas del municipio de Felipe Carrillo puerto y de José María Morelos, dio inicio este lunes un curso de periodismo enfocado principalmente para instruir a  comunicadores de pueblos indígenas, este será llevado a cabo en la sala audio visual de las instalaciones de radio XENKA, impartido por José Ángel González Hernández, doctorado en ciencias de la comunicación. (La Verdad)

«Reconstruyen caso de abuso de indígena». Tabasco, México.- Cinco días después, el niño tzotzil regresó a las calles de la Zona Luz del centro histórico para recordar la amarga experiencia sufrida cuando inspectores municipales le pretendían decomisar su mercancía, él se defendía, luego tuvo que tirar los dulces al piso y finalmente se desplomó en llanto. Desde que fue objeto de ese escarnio, Feliciano Díaz Díaz (y no Manuel como se había dado a conocer previamente), de 10 años, originario de San Juan Chamula, Chiapas, no había puesto un pie en ese lugar, pues se quedó atemorizado por la conducta de los empleados de la Coordinación de la Zona Luz del ayuntamiento del Centro. Ayer, alrededor de las 10:30 horas, ya con semblante más tranquilo, Feliciano llegó a la Zona Luz acompañado del personal del Centro de Atención a Menores Víctimas e Incapaces (CAMVI) y una traductora de la lengua tzotzil, de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, con el propósito de realizar la reconstrucción de los hechos ocurridos el pasado martes. (Universal)

«Llegan a la capital para sobrevivir». México.- ¿Qué hace este volador de Papantla en la Ciudad de México? -preguntaba una mujer mientras caminaba por el Zócalo, ante un campesino con morral tantoyuqueño, decorado con figuras de aves, y estrellas, calzones de manta, huaraches de tiras de cuero y sombrero de palma de cuatro pedradas.  –Sobrevivir -respondió el hombre que la acompañaba, al tiempo que la reconvenía por la despectiva frase. Aquel campesino ofrecía en venta palitos de naranjo para el arreglo de las uñas, vainas de la vainilla de olor delicioso, así como flautas y tamborcillos de carrizo. Pero estaba en la Ciudad de México. Sin embargo, le compraban casi todo. Venía a la mente lo dicho por un regente, ante la pregunta ¿dónde es más difícil sobrevivir, en el campo o en la ciudad? «En el campo -respondió-, porque en las ciudades es posible sobrevivir aunque sea al pedir limosna, pero en el campo…, cuando no hay, simplemente no hay». (Sol de México)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *